x

You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your ReverbNation experience.

Gris Perla / Blog

Tocando los extremos

Por Eduardo H.

De amor y odio. Así se pueden definir (en un sentido muy amplio) las letras del disco "Catarsis", de la joven cantante penquista Perla Intveen.

Hay decepción ante quienes han pagado mal, regada con maldiciones ("¡Maldita hembra, carente de sentido!" "¡Maldito macho, carente de autoestima!"), los últimos recuerdos del que será luego olvidado ("No pienses que mereces ni siquiera la canción"), y el recordatorio de nuestra humana condición, base de nuestros errores ("El ser humano siempre correrá tras toda causa perdida", "Ambición, envidia, egoísmo, arribismo, definen al humano actual").

Intveen también se permite ocupar su pluma en forma más abierta, y la ocupa para agradecer una nueva oportunidad ("Eres sin duda un redentor, Un híbrido Mesías que vino a rescatarme"), deja en claro sus opciones personales ("Si no dejas la actitud machista, seré tres veces feminista"), su visión del mundo en que vivimos ("Nos hemos sentado a observar la selva, Esa selva gris y opaca que nos digiere lentamente, Nos va puliendo para que tengamos más brillo, Robando con eso parte de nuestra esencia"), y la confirmación de su libertad personal ("¿Y qué importa si me llaman loca?" "¿Y que importa si me critican?, Yo no soy la que pierde su tiempo, ¿Y qué importa si nadie me cree?, Sigo siendo cien por ciento natural").

No podemos dejar de mencionar el nombre de Andrea Araneda, quién escribe la letra de dos temas, "Silencio" y "Perdón".

La primera es un canto agradecido (y en silencio) a un nuevo amor que llega a la vida, que se recibe con el corazón y los sentidos ("Que mis oídos quieren verte, mis ojos tocarte, mis manos oírte").

La segunda, mientras tanto, es el lamento por una falta cometida, "Pero el daño ya estaba hecho y la herida seca". No queda más remedio que pedir perdón, solo perdón.

Así, entre luces y sombras, se pasa este disco: Como hemos reseñado en nuestro primer comentario, la música hace perfecto eco de estas letras doloridas sin ser sufrientes, y alegres sin ser felices. Son palabras y versos que tocan los extremos.

Esto es, en síntesis, "Catarsis": Un momento para sacar afuera la rabia y el malestar, para luego mirar hacia delante y contemplar el futuro de mejor manera.

Feedback